Casa de Mons. Luís María Martínez

Misioneros del Espíritu Santo MoreliaEsta casa se encuentra en la calle de Serapio Rendón No. 54. La compró para su madre en 1919 y ahí vivió hasta su muerte. Ahora es la casa del Arzobispo de Morelia.

En el año 1925 hay diecinueve obispos desterrados y seguirán más. La mayor parte de los sacerdotes andan sin hogar, sin dinero, pobres, agobiados, algunos ardientes y valerosos en medio de la tormenta. Al Sr. Martínez le catearon su casa y anda oculto y enfermo. Va a curarse a México y conoce a la Sra. Armida aceptando ser su director espiritual. Esta Dirección marca una nueva etapa en la vida de Concepción Cabrera de Armida.

Mons. Martínez la lanza a vivir intensamente la gracia de la Encarnación Mística que había recibida en 1906.Tuvo luces especiales para penetrar en el alma de Concepción y ayudarle a escalar las cumbres de la santidad y para profundizar la doctrina de la Cruz y darla a conocer. Fue el instrumento de Dios para dar los últimos toques: el sentido de su vocaci6n laical y eclesial, así como prepararla al encuentro definitivo con el Señor.Casa de Monseñor Martínez - Cartel

De 1926 a 1936, la Sra. Armida hizo sus ejercicios espirituales año con año con Monseñor Martínez, en su casa. Hay aquí un recinto discreto en el que Monseñor   había   puesto   su   oratorio,   en   aquellos tiempos de persecución -hoy es el desayunador de la casa-. Concepción lo llamaba “la cuevita” por lo oscuro que era. En estos ejercicios los puntos de reflexión se los daba escritos Monseñor Martínez para que ella los meditara en los cuatro tiempos señalados cada día para eso. Muchos fueron editados por el P. Treviño como obras de Mons. Martínez en la Editorial la Cruz. Las Religiosas de la Cruz los editaron todos recientemente.

En la capilla de esta casa el 8 de noviembre dc 1935 fundó la Sra. Armida, junto con Mons. Martínez la “Cruzada en favor de los hogares”.

Le escribe Concepción al P. Ángel Ma. Oñate MSpS, que por aquel entonces era Procurador General de la Congregación ante la Santa Sede:

“Febrero 6 de 1936

Mis Ejercicios en Morelia fueron de más de un mes. ¿Viera que cosas? Todo sobre la Encarnación Mística.. Pidió Él una Cruzada[1] de almas Víctimas…, casadas y viudas, en favor de los hogares, para expiar los pecados de divorcios, adulterios, de madres criminales, de madres descuidadas de sus hijos, etc. Luego se fundó,…

No es otra Obra, que solo son cinco las Obras de la Cruz, sino una irradiación como la Cadena de Amor, la Comunión Dominical, la cual le ruego que la extienda por allá para alcanzar gracias para los sacerdotes.[2]

A continuación presentamos una Tabla con los temas de estas diez tandas de Ejercicios Espirituales, la fecha en que se realizaron, sus citas en la Cuenta de Conciencia de la Sra. Armdida y, finalmente, la gracia principal recibida.

 

 Ejercicios Espirituales de Concha en Morelia 1926-1936
Casa de Mons. Luís María Martínez
Tema Fecha Cuenta de Conciencia Gracia
Amar con el Espíritu Santo 1926, del 16 al 25 de julio 47, 1-148 Unificarla en el amor para amar con el Espíritu Santo
Ser madre 1927, del 9 al 17 de septiembre 48, 241-397 Jesús le hace eco de todos sus amores y de todos sus dolores
Ser Jesús Crucificado 1928, del 22 al 30 de noviembre 52, 296-400;
53, 1-89
Concha hace una entrega por los sacerdotes.
Penetrar en el interior del Corazón de Jesús 1929, del 14 al 30 de noviembre 53, 338-401;
54, 1-333
La hace depositaria de sus gracias para que las imparta a los sacerdotes
La consumación en la Unidad 1930, del 11 al 25 de diciembre 56, 15-381 El Señor la hace fuego para quemar vicios y encender en muchas almas la viva llama de la caridad de Dios. Concepción Cabrera de Armida llega a la cima de la Cruz del Apostolado: entra en el fuego abrasador y divino del Espíritu Santo. El Espíritu Santo ha tomado una nueva y plena posesión de su alma: inicia la consumación en la unidad
El Tercer Amor del  25 de diciembre de 1931 al 14 de enero de 1932 57, 283-400;
58, 1-398
En este tercer amor ella: conoce su miseria, se deja llenar de Dios para que la purifique, cree en el amor infinito de Dios con la sencillez de un niño. Pide ser amada por Dios y ella da todo su amor a Él. No le importa la grandeza de su Padre, sino que, con audacia, pide besos y caricias.
Dar a Jesús para que sea crucificado 1932, del 28 julio al 21 de agosto 61, 226-399;
62, 1-358
Ella le pregunta qué más puede darle, si ya todo se lo ha entregado. Jesús le contesta: Me puedes dar a Mí… Soy tuyo, pero tuyo para que me crucifiques…pero para darme, en bien de mis sacerdotes.
Descansar en Jesús y que Él descanse en mí 1933, del 6 al 25 de marzo 59, 205-400;
60, 1-373
Jesús le da luces especiales sobre la divinidad en su santa humanidad. Penetra en el misterio de la Trinidad.
La Encarnación Mística 1935, del 14 octubre al 18 de noviembre 63, 203-371;
64, 1-192;
65, 5-28
Vivir intensamente esta gracia de la Encarnación Mística recibida en 1906; poder comprenderla en sus consecuencias.
La Perfecta Alegría 1936, del 3 octubre al 2 de noviembre 65, 162-398;
66, 1-175
La Perfecta alegría es la plenitud del amor, del dolor y de la pureza. Presiente que no volverá a Morelia.

 

[1] Fue aprobada por Mons. Leopoldo Ruíz y Flores, Delegado Apostólico y por Mons. Pascual Díaz, S. J., Arzobispo de México
[2] Religiosas de la Cruz. Cartas al P. Félix de Jesús Rougier y a Misioneros del Espíritu Santo de (Concepción Cabrera de Armida). Cimiento. México. 1989. PP. 216-217.