Un día en el Noviciado

Un día en la vida del Noviciado

Misioneros del Espíritu Santo Morelia

P. Eduardo Suanzes, msps

El Noviciado de los Misioneros del Espíritu Santo de la Provincia de México se encuentra en Querétaro, la capital de uno de los estados más pequeños de país, pero también uno de los más heterogéneos. A dos horas y poco más de la Ciudad de México, la ciudad tiene una población de un millón y medio de habitantes y su buen clima hace que sea estupenda para ser visitada en cualquier época del año.

El Noviciado se encuentra a la salida de la capital del Estado, carretera a Celaya, en un terreno hasta haceEPSON DSC picture poco solitario, en medio del campo, pero ahora rodeado de nuevas urbanizaciones. ¡Ay, el progreso! En un terreno de poco más de dos hectáreas la casa, de un blanco inmaculado por dentro y por fuera, es de nueva construcción, y alberga los novicios más dos padres formadores. El tiempo de noviciado es de dos años, por lo que unos novicios son de primero (los nuevos) y otros de segundo. Ocupa la casa una parte del terreno, el resto, el más amplio, para jardines, canchas de futbol, básquet y voleibol, tan necesarias para el correcto desarrollo físico de los muchahchos. La naturaleza dentro de este espacio es muy agradecida y el contacto directo con el silencio y el esparcimiento que ella regala le sirve de mucho al novicio para crear en su interior ese ambiente de intimidad que tanto le ayuda.

Noviciado MSpSUna puerta robusta, pero sencilla, como colgada del aire, es la entrada acogedora de esta casa para todo aquél que la visita. Entrar en esta casa no es poca cosa: para los novicios es la puerta de entrada a donde vivirán durante dos años: aquí saborearán experiencias que les marcarán para el resto de sus vidas, ni más ni menos; para los visitantes, familiares y amigos (que una vez al mes comparten la vida con ellos), es la invitación a entrar en una casa donde el clima de oración y recogimiento es la tónica; la casa donde viven sus hijos, sus hermanos…, que han querido ( ¡pobres locos!) seguir a Jesús y que están viviendo un proceso formidable de intimidad y discernimiento.

Nada más entrar uno se da cuenta de lo que es esta casa. Sin rodeos se le indica al visitante, con una frase de Félix de Jesús Rougier, lo que aquí se pretende: “Habéis venido a aprender a amar”. De eso se trata: aprender a amar. Los dos años que aquí pasará el novicio se dedicNoviciado MSpSará a eso y nada más que a eso. ¿Cómo se aprende a amar? Porque claro, se ama o no se ama, pero también cabe la posibilidad de amar mal. ¿Cómo se ama bien? ¿Cómo se aprende a amar? Bueno, pues esa es la cuestión que aquí se pretende resolver: ¡para eso han venido aquí! A eso se dedicarán los padres formadores, el Maestro de Novicios, el P. Gerardo y su colaborador, el P. José Luís. Ésa será su ardua y fascinante tarea para con los novicios, siendo conscientes de que es sólo el Espíritu Santo el único que puede enseñar a amar: ellos son sólo sus instrumentos, y a ese trabajo se empeñan con dedicación y denuedo. Aprendiendo a amar, aprendiendo a tener las experiencias de amar bien, tal como Jesús de Nazaret nos enseña, es decir, entregando la vida, después de dos años, el novicio tendrá indicada la senda para continuar amando. Entonces continuará caminando por ese camino indicado, como Misionero del Espíritu Santo, tratando de hacerlo mejor cada día hasta que muera.

Noviciado MSpSLa austeridad de la casa nos llama inmediatamente la atención. Sólo un rústico tresillo en la entrada custodiado con las fotografías de Félix y Concha y una Cruz del Apostolado, nos sitúa, con este guiño, en el contexto espiritual donde nos encontramos: la Espiritualidad de la Cruz. Sí, visitante, aquí nace y comienza a desarrollarse la espiritualidad de la cruz en el muchacho. Aquí comienza a beber y comer de ella con avidez. Esta espiritualidad será su alimento por el resto de su vida. En ella y a través de ella descubrirá su vocación particular; en ella y a través de ella se entregará al Padre y a sus hermanos. Esta espiritualidad será su referencia y su único camino de entrega porque a vivir así se ha sentido llamado.

Sólo paredes blancas, blanquísimas, con grandes ventanales que dejan pasar chorros deNoviciado MSpS luz, encontramos en el resto de la casa. Austeridad es la palabra que la define. Espacios amplios por dentro y por fuera. Austeridad, sí, pero nada de agobios. Se necesita ensanchar el espíritu. Por eso los pasillos son amplios; por eso la luz penetra sin obstáculos; por eso la uniformidad del blanco relaja el alma sin encontrar nada que distorsione la vista. Calma, sólo calma se respira en la casa. En la planta baja, la capilla, sacristía, comedor, cocina, biblioteca y salita de estar (con los mismos muebles, por cierto, del noviciado de hace 40 años que estaba en el DF, en Tlalpan); un recibidor y unas salas de reuniones, donde los novicios reciben los cursos de formación y hacen otras actividades y talleres, completan la parte habitacional de esta planta.

En la alta, los cuartos de los muchachos, individuales, aunque compartiendo baño cada dos, y una sala-oficina donde alguna computadora, fotocopiadora y escáner constituyen los artilugios informáticos de que dispone el noviciado.

Noviciado MSpS

Los cuartos son muy sencillos: una mesa, una silla, una cama, una estantería donde colocar algún libro y un armario. Pare Vd. de contar. Como les dije. Hay un baño cada dos cuartos, de tal suerte que este es compartido por el novicio vecino. Como es natural, cada novicio se encarga de tener arreglado y limpio su cuarto. Del baño, se encargan los que son vecinos.

Noviciado MSpSEnseguida pasamos al centro de la vida en la casa. La capilla. Con un gusto exquisito y una comodidad perfecta, con aún más luz propiciada por unos grandes ventanales abatibles que, al abrirse, convierten el atrio exterior en extensión de la capilla, el novicio encontrará en este espacio,  junto a Jesús Eucaristía la fuente y la cumbre de su vida de novicio.

Aquí pasará las horas del día junto a Aquél que le ha llamado, hablando de cosas de amor con el que está seguro le ama. Aquí se reunirá con sus hermanos, con toda la comunidad, para alabar al Señor en la mañana, al mediodía y en la noche. Aquí celebrarán la Eucaristía juntos, a veces por la mañana, las más al finalizar la tarde, antes de cenar. Aquí acompañará a Jesús en sus tiempos de adoración nocturna en la más cercana intimidad y soledad con Él, pero, ¡válgame Dios! (estos son los misterios de vivir con Jesús), esos momentos de intimidad serán, a la vez, los más cercanos a sus hermanos sufrientes del mundo.

El novicio se levanta a la hora adecuada para a las 07:00 horas estar en la capilla. Así comienza el día. Primero, las oraciones de la mañana deNoviciado MSpS la Congregación. Después de la invocación al Espíritu Santos se hace una interrupción. Es el Examen de Previsión. En el noviciado, esto se toma muy en serio. El Examen de Previsión es uno de los momentos más importantes del día, porque en este espacio, el novicio, según las indicaciones del formador, que le introduce en la espiritualidad del día, en los trabajos que “tocan” hacer, en la formación que hoy deben llevar, etc., el novicio, como digo, se dispone delante de Jesús a cómo va a vivir el día, cómo lo va a afrontar. Escribe y escribe porque, óiganlo bien, esa previsión del día la cotejará a media mañana y por la noche, donde comprobará cómo ha sido de fiel a las mociones que ha recibido al comenzar la jornada. No es “moco de pavo”; esto se lo toman muy en serio y constituye la columna vertebral del día, el hilo conductor, señores: por eso invocan primero al Espíritu Santo, Él es el Guía, es la Luz…

Después de un rato, se continúa con las oraciones de la Congregación y se concluye con los Laudes. Cada semana un novicio los dirige y la creatividad de uno de y otros dan a este momento de alabanza la frescura requerida. Después, meditación hasta el desayuno, que es a las 08:00 horas.

Noviciado MSpSLo normal es desayunar animados espiritualmente por alguna lectura apropiadamente elegida para que sirva de complemento extra al novicio. Así son los desayunos y las comidas: generalmente siempre con una lectura. Por la noche, tal vez, una música tranquila, clásica, acompaña el ambiente de recogimiento.

Acto seguido, la limpieza de la casa. La casa es grande y por eso todos los días ha de ser atendida en su cuidado para que no se deteriore. El novicio que dispone del cargo de “Maestro de Casa” ya ha organizado los trabajos de todos ellos y cada uno sabe perfectamente cuál es su cometido. Así que escoba en mano, mapeador en ristre, cada uno a lo suyo.

Composición Limpieza 2(web)

Les cuento que dos de ellos se dedican a fabricar velas. Es un diminuto taller con una humilde producción de velas que con motivo de algunas celebraciones en las parroquias  cercanas a la casa, coronas de Navidad (cuando es el tiempo), etc., dan una pequeña ayuda económica al noviciado.

Noviciado MSpSAcabados estos trabajos, el novicio se zambulle en su formación. A las 10:00 horas con la alabanza de los salmos se expone el Santísimo que permanecerá así toda la mañana, hasta la hora del deporte. A veces la formación consiste en un trabajo personal (según la ficha que se les entrega oportunamente, dependiendo del curso en el que se encuentren). A veces, con trabajos por grupos con el formador. Como es natural, los novicios de primero llevan una formación distinta a los de segundo. Aquellos llevan cursos como: Cristología, Pneumatología, Eclesiología, Félix de Jesús Rougier, etc…; los de segundo, cursos tales como Vida Religiosa, Votos, Concepción Cabrera de Armida, Cadena de Amor, etc.

Después de la mañana de formación, el tan deseado esparcimiento: ¡elEPSON DSC picture deporte!. No se crean, también hay un encargado de esta actividad (para toda actividad hay uno) que indica a qué se juega. La verdad es que no importa mucho a qué. Lo importante es disfrutar de lo lindo de este espacio de hora y media que se tiene para el deporte y la ducha posterior. Futbol, fútbol americano, voleibol, básquet, “corre que te pillo y te mato de un balonazo en los morros” (eso sí, con mucho afecto), o cualquier otro juego procedente de la inventiva del Maestro de turno que implique, eso sí, esfuerzo, sana competencia y, sobre todo, una gran dosis de alegría, son el medio estupendo para que se pase un buen rato de risas y divertimento. Agotados por el esfuerzo y con una gran sonrisa, la ducha espera. Pero rápidamente, porque antes de comer les espera Jesús, ya que al principio de la mañana le contaron en el Examen de Previsión (¿se acuerdan?) qué le iban a decir en este momento, cómo llevaban el día.

Así que a las 14:00 horas se reúnen todos en la capilla. Es el momento, pues, de revisar cómo lleva el día según lo que el novicio le dijo a Jesús por la mañana.

Noviciado MSpS

Les dije antes que el Examen de Previsión era importante, y aquí están todos, viendo cómo lo llevan. Corregir lo que se tenga que corregir y potenciar, colaborando, con lo que el Espíritu va impulsando.

Noviciado MSpSA las 14:15 es la comida. Se reserva el Santísimo y todos pasan al comedor. También con alguna lectura o cuando es el caso, por ejemplo, cuando es el onomástico o el cumpleaños de algún miembro de la comunidad, o la visita de algún huésped, el superior, después de haber sido bendecida la mesa, grita aquello de “Deo gratias” (que para los que no sepan latín significa, “que comience el relajo”) y entonces se monta lo que en España llamamos “la marimorena”. Felicitaciones, risas, cantos, mañanitas, comida divertida.

En otras ocasiones, la cosa da para más y se monta toda una parrillada en el jardín que da gusto vivirla. Las personas que nos ayudan en casa con su trabajo, como Dn. Román, nuestro querido trabajador (jardinero y arregla-lo-todo), o la “maestra” de cocina, Dña. Isabel, nos acompañan en estas ocasiones como unos más de la familia.

Noviciado MSpSDespués de la comida, un rato de descanso para reponer fuerzas, y a las cuatro se vuelve a exponer el Santísimo para continuar con el trabajoNoviciado MSpS de formación del día. Desde aquí hasta las 19:00 horas, en que se celebra la Eucaristía, silencio y adoración personal y comunitaria. Para todo Misionero del Espíritu Santo la adoración eucarística es nuestra forma característica de orar porque la Eucaristía es la fuente y la cumbre de toda nuestra vida. Ahí contemplamos a Jesús y traemos a nuestros hermanos delante de Él.

Por fin, la celebración de la Eucaristía, a la cual tiende todo el día. Distendida, pausada, sin prisas…; con momentos de reflexión personal…; con momentos de participación comunitaria, para compartir la Palabra…Todo muy vivencial, agradeciendo al Padre lo que ha dado a lo largo del día a cada uno. Compartiendo con Jesús su Cuerpo y su Sangre; trayendo a nuestros hermanos y poniéndolos en el altar; a nuestros familiares y amigos; a los que sufren, a los que lloran, a los desamparados…; la realidad de nuestro mundo; el sueño roto del Padre…
Noviciado MSpS Después de la Eucaristía, la cena, a las 20:15 horas. Y por la noche, siempre hay alguna actividad. El compartir entre los novicios se efectúa por medio de lo que llaman “grupos de fe y vida”. No es difícil deducir que en estos grupos comparten eso. La fe, con sus luchas, victorias y derrotas y la vida también con su luchas, sus victorias y derrotas. En estos grupos el novicio comparte sus experiencias, sus crecimientos, sus frustraciones, sus anhelos y sus logros. El grupo le sirve de soporte y ánimo, ayudándole en su quehacer diario. Pues bien, durante la noche se realizan estas reuniones. A veces comparten el apostolado del fin de semana, otras sus proyectos personales de vida; otras, simplemente se dedican a jugar o a desarrollar algo divertido…En fin, cada grupo marca su ritmo, aunque hay unas temáticas fijas.

Noviciado MSpS

A las 22:00 horas se termina la jornada comunitariamente rezando las oraciones de la noche de la Congregación, en las que se finaliza con el repaso al Examen de Previsión que se hizo en la mañana poniendo delante del Señor los logros, las fidelidades y los desatinos. Por último, se rezan las Completas concluyendo con un himno a María, porque, ya se sabe: con Ella todo, sin Ella nada. Últimamente se han aprendido el himno “Salve Regina” (en la versión cisterciense): les sale de perlas y es muy emocionante contemplar cómo ellos son conscientes de que no puede haber un momento final mejor para el día que catarle a la Virgen con amor.

Pero no piensen que el día acaba aquí: de ninguna manera. Ahora comienza un momento muy especial en la vida del novicio: acompañar aNoviciado MSpS Jesús por la noche, recordando aquello que Jesús le dijo un día a Concha: “Qué pocos me acompañan en Getsemaní, Concha…”. Pues no. El novicio quiere acompañarle y a las 22:30 comienza la Adoración Nocturna. Todos los novicios se turnan en tiempos de 30 minutos para estar con el Señor. A uno le toca a las 10:30, a otro a las 2:00, a otro a las 03:30…Este es otro momento muy especial de la jornada y muy característico de los Misioneros del Espíritu Santo: acompañar a Jesús, trayendo ante Él todo el mundo junto con la propia pequeñez. Es un momento de intimidad tan característico que alimenta de una manera muy especial el corazón.  Levantarse para estar con Jesús y volverse luego a acostar para descansar y comenzar el nuevo día.

Antes les dije que los novicios comparten sus experiencias de apostolado del finNoviciado MSpS de semana. Ahí se van a una barriada humilde y sencilla cargada de gente muy necesitada, pero abierta y acogedora como pocas. En una Parroquia que les acoge, el novicio trabaja a nivel apostólico. El sábado por la tarde, a las 14:30 los novicios se preparan para salir. Se ponen cómodos, se protegen del sol de Querétaro, el morral con lo que necesiten y se lanzan al camino. Regresan “muertos” pero alegres por poder haber dado a Jesús a sus hermanos, a las 21:30 horas.

Noviciado MSpSY esto es todo en la vida de un día de noviciado ¿A poco no es interesante? ¿Acaso no es ilusionante vivir en comunidad, contentos con un proyecto común, sabiéndose amados del Padre, queriéndose parecer a Jesús impulsados por el Espíritu Santo? Vamos, como María…¿Pero a qué muchacho de 20 años o más no le apetece vivir así? Ah, se me olvidaba. Es que tienes que estar un poco loco: sí, eso es condición indispensable. La locura de querer corresponder del mismo modo a Aquél que locamente nos amó primero sin ninguna condición. Es verdad: tienes que estar loco para querer vivir así. ¿Te cuento un secreto? Estos locos son los más felices que nunca he conocido.

Si quieres venir a visitarlos, los primeros Domingos de mes es un buen momento, porque la Eucaristía, a las 13:00 horas, es compartida con familiares y amigos. Además, luego te puedes, astutamente colar y quedarte a comer haciéndote el loco…Bueno, órale, está bien: trae algo para compartir, que la comida es escasa. No te arrepentirás.

Eduardo Suanzes, msps

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *